martes, 25 de septiembre de 2012

Comedor



La Habana, Cuba.


"Somos capaces de destruir con argumentos las ideas contrarias, o debemos dejar que se expresen. No es posible destruir ideas por la fuerza, porque esto bloquea cualquier desarrollo libre de la inteligencia."