viernes, 3 de julio de 2009

7 comentarios:

Ángel Corrochano dijo...

Hola Belé,. esta serie me está encantando. Todas las fotos pertenecen a "La Hoya"???
Desde luego como denuncia social y para recabar conciencia, no tienen precio.
Esta última, es un detalle muy bueno. El recorte y el encuadre son perfectos, en cuanto a la mirada te digo lo mismo que en el anterior post. Desde luego hay miradas que desarman, que reflejan toda la angustia, el sin sentido y las injusticias de la vida, en pura contradicción, con la humildad y la inocencia de un niño. Tu las has sabido plasmar en estas fotos. Muy buenas
Deseo sinceramente que puedan servir de algo ...

un fuerte abrazo

Javier dijo...

Belén, te haré un comentario con toda sinceridad. ayer estuve en una de las muchas exposiciones que tenemos ahora en Madrid por lo de Photoespaña 2009. fui con unos amigos aficionados a la fotografía. Y viendo lo que vi en alguno de los autores que trataban de mostrar las condiciones de vida de muchos desfavorecidos, en algún momento pensé que estas fotos tuyas, tenían mucho más mérito que algunas de las que allí estaban expuestas. Y así se lo dije a mis acompañantes.
Así que mis más sinceras felicidades.

Lu ♣ dijo...

hacia mucho tiempo que no miraba a alguein TAN a los ojos como a el.
Es reconfortante en algun punto... que se yo.

Y Yo (bsas) esta buenisimo! ja!

Camarandante dijo...

Buenísimo Belen!!

Bien expuesta la piel y me encanta verte reflejada, agazapada con tu camara, reflejada en los ojos del chico. Se te ve al ampliar la foto.

Beso

demasiadohumana dijo...

Ey! te digo que nuestros blogs se cruzaron porque me llegó una invitación al facebook para asistir a una muestra de tus fotografías! que ya que estamos te digo que son muuuuuy buenas... realmente memorables...
Yo trabajo en el techo de Río Cuarto... No pude ir a construir a Bs As por temas universitarios, pero tus fotos en la Hoya lo mdicen todo... Bellas... Hermosas.. muy ciertas.
Un beso!!!

Anra dijo...

Pureza. Me gusta la luz de esta foto, mucho.

ricardo emilio bianco dijo...

que mirada!! parece que se adentrara en nuestro corazón con una mezcla de ternura y denuncia